Mercado del cobre

Mercado del cobre: demanda y valor económico

En 2014, la demanda mundial de cobre alcanzó una cifra récord de cerca de 27 millones de toneladas, con 23 millones procedentes de la producción de metal refinado y 4 millones de la fundición de chatarra. La demanda en la UE se estimó en cerca de 4,2 millones de toneladas.

Utilizado por sus características especiales – como su excelente conductividad eléctrica y térmica – el cobre es un material esencial para la innovación en numerosos sectores, incluyendo las energías renovables, la eficiencia energética, la construcción sostenible y los sistemas de transportes.

Esto también significa que mientras que la huella de la industria directa del cobre en la UE es relativamente modesta (con una facturación estimada de cerca de 45.000 millones de euros y 50.000 personas empleadas), la industria del cobre sustenta a cadenas de valor mucho más grandes que, en su conjunto, representan una parte importante del tejido industrial europeo.

Usos del cobre refinado en la UEUso del cobre refinado en la UE (IWCC/ICA, 2015)

La demanda de cobre se ha duplicado en los últimos 25 años y se espera que aumente aún más. Según un informe de McKinsey Global Institute, el consumo de cobre aumentará en un 43% para el año 2035, impulsado en parte por tecnologías verdes como las energías renovables y los vehículos eléctricos.

Para satisfacer la demanda futura, necesitamos continuar con la producción minera y mejorar aún más las tasas de reciclaje. Europa ya es líder mundial en términos de reciclaje, cubriendo alrededor del 50% de su demanda de cobre gracias a la recuperación y el reciclaje de recortes en la cadena de valor y de productos que han llegado al final de su vida útil.

Puedes visitar la sección Beneficios del Cobre para saber más sobre los beneficios y ventajas de los productos de cobre y de aleaciones de cobre.

Suministro de materias primas en la UE

Para cubrir la demanda anual de cobre en Europa de cerca de 4 millones de toneladas, la industria europea del cobre cuenta con cuatro fuentes de suministro:

  • Operaciones mineras en la UE (20%)
  • Chatarra industrial y doméstica dentro de la UE (43%)
  • Importaciones de minerales y concentrados (25%)
  • Importaciones netas de metal desde otras regiones (12%)

En 2014, la producción minera de cobre en la UE alcanzó las 847.000 toneladas, lo que representa cerca de un 4,6% de la producción total a nivel mundial. Entre los países europeos con mayor actividad minera se encuentran Polonia, Finlandia, Suecia y España.

Fuera de Europa, Chile representó un 32% de la producción mundial, seguido de China (8%), Perú (8%), EEUU (7%) y Australia (6%). Además, China fue el principal productor del mundo de cobre refinado, con un 27% de la producción global, seguido de Chile (16%), Japón (7%), EEUU y Rusia (5% cada uno).

La minería de cobre también proporciona muchos subproductos valiosos que se pueden utilizar en aplicaciones avanzadas. Por ejemplo, es responsable de la producción de casi 500.000 toneladas de cobalto, molibdeno, renio, selenio, telurio y tierras raras, además de otras cantidades de plata, tungsteno, oro, plomo y zinc.

Más información sobre la industria europea del cobre, desde el sector minero y los productores hasta los fabricantes de semielaborados.

Página de la International Copper Association con una selección de recursos centrada en los mercados de uso final del cobre.