Mercado del cobre

Mercado del cobre: demanda y valor económico

En 2014, la demanda mundial de cobre alcanzó una cifra récord de cerca de 27 millones de toneladas, con 23 millones procedentes de la producción de metal refinado y 4 millones de la fundición de chatarra. La demanda en la UE se estimó en cerca de 4,2 millones de toneladas.

Utilizado por sus características especiales, como su excelente conductividad eléctrica y térmica, su durabilidad y sus propiedades antimicrobianas, el cobre es un material esencial para la innovación en numerosos sectores incluyendo las energías renovables, la eficiencia energética, la construcción sostenible, los sistemas de transportes y la sanidad.

Usos del cobre refinado en la UE

Uso del cobre refinado en la UE (IWCC/ICA, 2015)

Para poder satisfacer la creciente demanda de cobre en el mundo moderno, que se ha duplicado en los últimos 25 años, ha sido muy importante aprovechar la capacidad del cobre para ser totalmente reciclado, sin perder ninguna de sus propiedades. En los últimos diez años, se calcula que el 44% de la demanda de cobre en la UE se ha cubierto a través de la recuperación y el reciclaje de desechos de fabricación de la cadena de valor y de productos que han llegado al final de su vida útil.

Para saber más sobre las ventajas de los productos de cobre y de aleaciones de cobre, visita la sección de Aplicaciones.

La producción minera en la UE representa el 5,6% de la producción total a nivel mundial

En 2014, la producción minera de cobre en la UE alcanzó las 847.000 toneladas. Fuera de Europa, Chile representó un 32% de la producción mundial, seguido de China (8%), Perú (8%), EEUU (7%) y Australia (6%).

Además, China fue el mayor productor del mundo de cobre refinado, con un 27% de la producción mundial, seguido de Chile (16%), Japón (7%), EEUU y Rusia (5% cada uno).

Producción minera en la UE

Producción minera en la UE (European Minerals Statistics)

Suministro de materias primas

Para cubrir la demanda anual de cobre de cerca de 4 millones de toneladas, la industria europea del cobre cuenta con cuatro fuentes de suministro de material:

  • Operaciones mineras en la UE (20%)
  • Chatarra industrial y doméstica en la UE (43%)
  • Importaciones de minerales y concentrados (25%)
  • Importaciones netas de metal desde otras regiones (12%)

La Bolsa de Metales de Londres (LME) es el mayor mercado del mundo en opciones y contratos a futuro de metales no ferrosos. Los precios publicados en la LME son considerados como una verdadera referencia de la oferta y la demanda por el sector comercial e industrial en todo el mundo.