Recarga tu coche eléctrico en casa

Recarga tu coche eléctrico en casa

¿Ya tienes un coche eléctrico o estás pensando comprarte uno? Recuerda que debes tener en cuenta cómo recargar el coche. Muchas personas dan por hecho que se puede cargar un coche enchufando un cable a una toma de corriente. Y aunque están en lo cierto, este método presenta serias desventajas, entre ellas, el tiempo que tarda en cargarse por completo la batería del coche.

Con la fase de introducción al mercado más o menos completa, 2016 nos lleva a la fase 3 de establecimiento de un producto nuevo, esto es, el volumen de mercado. Cada vez más personas conducirán coches eléctricos, de ahí la importancia de adoptar las medidas apropiadas en nuestra casa para optimizar la recarga de nuestro coche.

Tipos de coches eléctricos

Hoy en día, hay diversos tipos de vehículos eléctricos que van desde los microhíbridos, semihíbridos e híbridos puros, hasta los híbridos enchufables con una autonomía ampliada y los coches totalmente eléctricos. Los híbridos enchufables de autonomía ampliada tienen un pequeño motor de gasolina o gasóleo, que se utiliza como un generador complementario para recargar la batería, aumentando la autonomía del vehículo. Los vehículos totalmente eléctricos no tienen motor de combustible fósil.

Recargando en casa

En general, los coches eléctricos se recargan donde se aparcan: en la calle, en el aparcamiento, en el centro comercial, en casa o en la oficina. Esta es una de las principales diferencias con los coches con motor de combustión tradicional que deben llenar el depósito en las gasolineras. El tiempo y ratio de recarga depende de diversos factores. La carga que queda en la batería juega un papel importante, así como el tipo de conexión al punto de carga. Recargar la batería de un coche eléctrico con una conexión monofásica a una toma de corriente de 16A/230V (3.7 kW) requerirá muchas horas (algunas veces hasta 11 horas). Si se utiliza una conexión multifásica de 32A/400V se reduce el tiempo de carga de forma drástica. Es conveniente ajustar la capacidad de tu estación de carga doméstica a la de tu vehículo.  Una estación de carga doméstica con una gran capacidad de carga (por ejemplo, 22 Kw) ofrece mucha flexibilidad. Puedes utilizarla para cargar todo tipo de coches eléctricos, independientemente de si tienen un cargador de 3,7 o de 22 kW.

Tu conexión doméstica

Normalmente una conexión doméstica tiene una capacidad máxima limitada, con frecuencia demasiado pequeña para recargar un coche en poco tiempo. Para evitar esto, es mejor contar con una mayor capacidad máxima instalada, preferiblemente con una conexión multifásica.

Tipos de conectores

Hay conectores de carga de tipo 1 y de tipo 2. Hoy en día, el estándar a nivel mundial es el conector de tipo 2, que puede utilizarse para conexiones monofásicas y multifásicas y corrientes de 13 a 63A. Además, el conector de tipo 2 te permite transferir energía de la red eléctrica pública al vehículo, y a la inversa. Esto último, puede ser interesante si también tienes paneles solares en tu casa. Cuando no hay luz solar, la energía almacenada puede utilizarse para otros consumos dentro de la casa. A comienzos de 2017, todos los coches eléctricos se equiparán con un cable de conexión de tipo 2.

Una estación de carga en casa

Varios fabricantes disponen de estaciones de carga que puedes usar en el garaje de tu casa. Este tipo de estaciones ofrece diversos métodos de carga para reducir el coste energético e incluso optimizar el uso de energía solar autogenerada. Además, algunos de estos modelos cuentan con conexión WiFi, lo que te permite iniciar, parar y pausar el proceso de carga a través de una app en tu smartphone o tablet. De esta forma, puedes recargar la batería de tu vehículo de forma más económica, controlando tu consumo eléctrico a través de tu estación de carga y tu app.