Abierto el plazo para la presentación de proyectos del concurso internacional de diseño “El Cobre y la Casa 2016”

La sexta edición del concurso internacional de diseño “El Cobre y la Casa 2016” ya está en marcha con la apertura del plazo para la inscripción de candidaturas hasta el próximo 30 de septiembre. El certamen, que reconoce las creaciones de jóvenes diseñadores y estudiantes realizadas con cobre y sus aleaciones y destinadas al hogar, está organizado por el Instituto Italiano del Cobre en colaboración con el Instituto Europeo del Cobre.

El certamen “El Cobre y la Casa 2016” consta de 2 categorías con las que se premian las ideas de jóvenes talentos menores de 40 años. La primera de ellas está destinada a diseñadores y arquitectos profesionales y la otra para estudiantes de escuelas de artes gráficas o diseño y de facultades de arquitectura o diseño, que estén cursando una licenciatura, máster o doctorado.

Con sólo cinco ediciones, ya se ha conseguido doblar el número de candidaturas que se presentaron en la primera convocatoria realizada en 2007. El jurado de este año, compuesto por el diseñador Philippe Bestenheider, el arquitecto y diseñador Diego Grandi y el crítico de diseño Marco Romanelli, valorarán la innovación, creatividad y funcionalidad de los objetos presentados a concurso.

El gran nivel de los cientos de objetos de diseño presentados en ediciones anteriores- menaje, iluminación, mobiliario, etc.- fueron una clara muestra de la versatilidad y funcionalidad del cobre y sus aleaciones, como el bronce y el latón, y de la creatividad y originalidad de jóvenes diseñadores de todo el mundo.

La edición de este año parte con la premisa de confirmar por qué las propiedades del cobre (conductividad térmica y eléctrica, maleabilidad, resistencia, ductilidad, eficacia antimicrobiana y capacidad para reciclarse sin perder valor) hacen de este metal un material imprescindible en los hogares, ya que, además de su atractivo ornamental, contribuye a la preservación del entorno natural y al ahorro de energía.